Argentinos rumberos: La pachanga no se detiene

There are several Replica Roex websites that are dedicated specifically to the online sale of quality replicas, perfectly assuming the nature of the products and offering all the technical support. To find out which ones you can trust, see for example the Replica Gucci Handbags Reviews, which analyzes and ranks top replica watches sellers.Still, Replica Christian Dior Handbagswe emphasize that we do not recommend the conscious acquisition of a replica in any way. A copy never replaces the original, and even if you think you can fool others, you’re really only fooling yourself. If you want a top watch and you do not have the conditions to get it, it is always best to start your collection with an authentic Replica Watches of a lower brand but still of Replica Roex Watches the highest quality.

Argentinos rumberos: La pachanga no se detiene

Lo Bueno: La percepción del que visita Argentina es que su vida nocturna y su gastronomía está por encima de muchos otros países en Latinoamérica.
Lo Malo: Muchas veces se organizan fiestas de tipo electro donde la droga corre y se vende como pan caliente.
Lo Feo: Muertos y heridos son el saldo negativo que dejan las fiestas al estilo electro.

 

Nada mejor que recorrer la noche porteña para conocer la ciudad de Buenos Aires, considerada como una de las más movidas a nivel mundial. La ciudad que nunca duerme comienza la noche alrededor de las 22 horas cuando los porteños salen a cenar y reunirse con amigos.

Las opciones son interminables para que puedan disfrutarla tanto los jóvenes como los adultos. Si bien no existen días especialmente determinados, lo mejor tiene lugar los días viernes y sábados. Luego de una buena cena, lo habitual es que los porteños disfruten de un trago o un café en algún bar o pub hasta aproximadamente las 02,00 am. para después terminar la noche en una discoteca. La edad mínima para consumir alcohol es de 18 años y por las noches se acostumbra vestir con cierto grado de formalidad dependiendo del sitio adonde piense ir.

La percepción del que visita Argentina es que su vida nocturnal y su gastronomía está por encima de muchos países en Latinoamperica, inclusive en el mundo. También hay referencias permanentes a la vida cultural, a la cartelera teatral. Los espectáculos de tango también son muy requeridos. Y los turistas más habituales destacan la enorme oferta que hay en el teatro off.

Un estudio revela que gastan promedio $110 por salida y frecuentan boliches y pubs por lo menos una vez por semana. Los varones salen más que las mujeres. La mayoría elige discotecas y se deciden basándose en el tipo de música. Estos son algunos de los datos que arrojó un estudio sobre las tendencias de los jóvenes a la hora de divertirse por la noche.

El estilo argentino es así: primero van a un bar a calentar motores, luego a un boliche y luego a la disco. También, hay jóvenes que prefieren salir a casa de amigos. La pachanga fuerte comienza los días jueves y la gran mayoría de jóvenes es respetuoso y acostumbra a avisar a sus padres antes de salir. Los jóvenes expresan que salen de noche porque sienten sensación de libertad al hacerlo.

Pero, no todo es perfecto. Muchas veces se organizan fiestas de tipo electro donde la droga corre y se vende como pan caliente. Muertos y heridos, son el saldo negativo que dejan estas fiestas. No se puede generalizar, pero si es algo que pasa con frecuencia en dichas fiestas. Incluso, en la entrada de la fiesta se vende la droga sin ningún tipo de reparo. Una dosis puede costar hasta $160.

Se suelen consumir drogas sintéticas por diversión, pero sus efectos son tremendos: deshidratación, mareos, agotamiento, hipertermia.

Según un estudio realizado por la Universidad de Palermo, la mitad de los jóvenes prefieren las salidas nocturnas (51%), mientras que cuatro de cada diez eligen las salidas con amigos durante el día. Cuatro de cada diez declaran que lo hacen al menos una vez a la semana, mientras que tres de cada diez no lo hacen nunca.

El Mundo Hoy / Argentina