Redes sociales: la evolución de la prostitución

There are several Replica Roex websites that are dedicated specifically to the online sale of quality replicas, perfectly assuming the nature of the products and offering all the technical support. To find out which ones you can trust, see for example the Replica Gucci Handbags Reviews, which analyzes and ranks top replica watches sellers.Still, Replica Christian Dior Handbagswe emphasize that we do not recommend the conscious acquisition of a replica in any way. A copy never replaces the original, and even if you think you can fool others, you’re really only fooling yourself. If you want a top watch and you do not have the conditions to get it, it is always best to start your collection with an authentic Replica Watches of a lower brand but still of Replica Roex Watches the highest quality.

Redes sociales: la evolución de la prostitución

La prostitución se promueve ahora a través de las diversas redes sociales. Foto: Google

Lo bueno: El sexo por internet ha disminuido el índice de explotación de la mujer por su proxeneta.
Lo malo: México no tiene leyes que regule el uso de las redes para la promoción sexual.
Lo feo: Aumenta la oferta de mujeres que ofrecen sexo  por drogas o comida.

 

El trabajo más antiguo del mundo se mantiene y sigue evolucionando a medida que avanzan los estilos de vida de la sociedad y la tecnología. Ahora es posible conseguir y promocionar la prostitución a través de las diversas redes sociales.

Por ahora Facebook  es el más popular. Allí se puede encontrar  diversos grupos cerrados en el que se intercambian artículos por sexo, por dinero, comida o drogas.

(Le puede interesar: El machismo también afecta a los hombres)

México en redes

Las redes son perfectas para que las prostitutas consigan el cliente perfecto. Además, tienen mayor control sobre ‘su estilo’, elige los clientes con mayor cuidado, hasta puede obtener referencias directas de otras personas.

La nueva modalidad  en México es brindar los servicios sexuales a través de páginas web y promocionarse  con actualizaciones  de fotos provocativas y descripciones eróticas de lo ‘que pueden llegar a ofrecer’

Una de las tantas  que  existen es: https://mx.mileroticos.com/otros/  un portal  con gran demanda que ofrece los servicios de prostitutas, gigoló y masajistas. El interesado puede ingresar a cada estado donde desee ubicar el ‘producto’. Las secciones están dividas para viudas, jóvenes, fetichistas, lesbianas, amantes de los tríos e  incluso mujeres que se ofrecen  para ser novias virtuales.  Laura es una usuaria del site, su perfil está conformado por 10 fotografías acompañadas del siguiente mensaje:

 

Soy Laura y ofrezco mis servicios de sexo por Whatsapp, paquete de fotos o sesión de Skype. SER TU NOVIA Whatsapea diario conmigo como si fuéramos novios, textos e incluso llamadas o videos, sigo tus órdenes y te mando muchas cositas. 1 semana en $100 o  un mes en $500.  

 

 

Explorando el mercado

Otras plataformas más especializadas son las del estilo de ‘TripAdvisor’,   pero reservadas sólo para este tipo de servicios. Allí se pueden  leer  datos físicos, opiniones de clientes satisfechos y los  talentos que posee la prostituta. Este  tipo de plataforma  tiene una gran ventaja ya que se protege ‘al producto’ de estafas y clientes violentos.

Un trabajo de investigación  publicado en el sitio web HoyEstado.com  reseña datos ofrecidos por Covernant Eyes, empresa que monitorea y filtra la información de la web. Asegura que en el país uno de los sitios  más visitados es Ciber Sexo y Sexo Real en México y América Latina, que es un perfil creado en Facebook con fines de sexo virtual pero además contacto real.

Actualmente hay  más  de 40 sitios con  anuncios  de servicios sexuales, encuentros e imágenes y videos de la denominada clasificación “XXX”.

Sea por una web general o más específica y refinada, la decisión es personal: el trabajador sexual elige sus horarios y a sus clientes, y define sus tarifas de acuerdo a los precios que el mercado determina.

 

(Le puede interesar: México en el patio trasero de la Pisa)

Algunos especialistas señalan que el sexo en las redes  ha  ayudado  a bajar los índices de trata de personas. Por ahora, no existe  en México una ley que regule el uso de las redes sociales o páginas web para promocionar los servicios sexuales. El único caso que se podría considerar  un delito es el uso de fotografías –sin el consentimiento  de la persona - para promocionar el espacio.  

 

El Mundo Hoy / México