Chile y el desempleo: ¿Realmente estamos tan mal?

There are several Replica Roex websites that are dedicated specifically to the online sale of quality replicas, perfectly assuming the nature of the products and offering all the technical support. To find out which ones you can trust, see for example the Replica Gucci Handbags Reviews, which analyzes and ranks top replica watches sellers.Still, Replica Christian Dior Handbagswe emphasize that we do not recommend the conscious acquisition of a replica in any way. A copy never replaces the original, and even if you think you can fool others, you’re really only fooling yourself. If you want a top watch and you do not have the conditions to get it, it is always best to start your collection with an authentic Replica Watches of a lower brand but still of Replica Roex Watches the highest quality.

Chile y el desempleo: ¿Realmente estamos tan mal?

Lo bueno: En Chile no nos creemos el cuento de que somos los mejores y buscamos superarnos.
Lo malo: Juzgar el sistema, el mismo que nos ha ayudado a crecer.
Lo feo: El trabajo que tiene por delante el Gobierno, que por lo general no lo hacen todo bien

Graduarse es el mejor momento para un joven, también lo es tener un sueño y ganas de conseguir lo que se proponen.

El problema es que precisamente son ellos quienes están sumidos en el infame terror de engrosar la lista de desempleados en Chile. En la última medición los números reflejan una tasa de desempleo del 6,4 por ciento que afecta en su mayoría a personas entre personas menores de 25 años.

Esto significa que, en comparación al trimestre móvil anterior, las cifras fueron peor a lo que anticipaba el mercado. El número de trabajadores asalariados cayó 2,1% y cuenta propia se disparó 8,1%.

Alejandro Alarcón economista y académico de la Universidad de Chile, indicó que las cifras indican que “seguimos con una aparente estabilidad en el empleo, incluso una pequeña mejora, que lamentablemente yo no comparto”.

Alarcón señaló que el crecimiento que mantiene la tasa de desempleo baja corresponde a trabajo por cuenta propia, el que “es un fenómeno que viene ocurriendo hace bastante tiempo. Es bastante engañador, porque el trabajo por cuenta propia es un trabajo bastante precario, bastante volátil, no tiene leyes sociales”, aseguró.

Sin embargo, no todo es malo pues en el mes de abril los números indicaban que los chilenos de entre 18 y 64 años, que poseen un negocio que no supera los 3,5 años, representan el 23,4% de la población económicamente activa

(Le puede interesarEl papa escoge a Chile para reencuentro con latinoamérica)

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística (INE), la variación anual de la tasa de desocupación fue la más alta observada en la encuesta para el mismo trimestre de referencia en comparación a los 2 años anteriores y se debió al menor incremento que registraron los Ocupados (0,7%) respecto a la Fuerza de Trabajo (1,2%), lo que implicó que los Desocupados crecieran (9,2%), dando cuenta de una mayor presión en el mercado laboral.

Las tasas de participación y ocupación descendieron 0,3 pp. y 0,6 pp., situándose en 59,4% y 55,6%, respectivamente.

El crecimiento en doce meses de los Ocupados, por sector, se asoció a Comercio (2,9%), Industria Manufacturera (3,2%) y Otras Actividades de Servicios (10,6%).

Los descensos más importantes se presentaron en Actividades Financieras y de Seguros (-12,1%), Construcción (-2,5%) y Hogares como Empleadores (-4,3%).

Según categoría ocupacional, los Ocupados crecieron impulsados por trabajadores por Cuenta Propia (8,1%) –explicado por mujeres (8,2%) y por hombres (8,0%)– y, en menor medida, por Empleadores (15,9%). Por otro lado, los Asalariados (-2,1%) registraron la disminución más pronunciada de la actual encuesta.

También las horas habitualmente trabajadas, el tramo de 1-30 horas experimentó la mayor incidencia en el incremento de los Ocupados, con una variación de 8,4%. Quienes trabajaron 45 horas a la semana o jornada completa descendieron 2,3%.

Esto sigue dando cuenta de la precarización del mercado laboral, donde el empleo sigue perdiendo su calidad al caer el número de trabajadores con contrato y elevarse la cifra de trabajadores independientes.

Al respecto, el economista indicó que su cálculo sobre “el producto de la economía y de la actividad en general no es bueno, porque en Chile hace tres años y vamos completar un cuarto año que no crece la inversión, la única manera de que los países puedan crecer es que crezca la inversión y que crezca la productividad, la productividad hace 15 años que no crece en este país”.

(Le puede interesarLlegó el invierno: Lista de viajes para disfrutar solsticio en Chile)

Alarcón explicó que los más afectados al final son los chilenos de bajos ingresos, “los pobres, como se llama en forma más brutal”.

Pobreza, desempleo y otras cosas

Sobre la pobreza el Licenciado en Pedagogía social y terapéutica de la Universidad Complutense de Madrid, Rafael Moyano, asegura que “nadie es pobre, porque la pobreza no es una condición, sino una circunstancia, no es congénita, ni existe el “adn” de la pobreza como algunos pretenden instalar”.

Al respecto y pese a las cifras que muchos expertos consideran desalentadoras, el Índice de Desarrollo Humano publicado por el PNUD en 2017 señala que Chile es el primer país de Latinoamérica es Chile, que aparece en el puesto 38 del ranking mundial, con un puntaje de 0,84.

Y lo ocupa porque cumple mejor que cualquier estos tres aspectos fundamentales:

  1. La esperanza de vida al nacer, enfocada a la capacidad de llevar una vida larga y saludable
  2. Los años promedio de escolaridad, que reflejan la posibilidad de adquirir conocimiento
  3. El producto interno bruto per cápita, como un indicador de poder tener un nivel de vida “decente”.

Así que, tal cual lo señala Andrés Oppenheimer en su libro Basta de Historias, el trabajo hecho por nosotros los chilenos va por buen camino solo falta seguir pensado que no estamos bien para crecer más y más, así como los asiáticos. Ellos jamás creen que están bien y siempre buscan superarse, esa es nuestra tarea. Educarnos y saber que todos merecemos estar bien.

El Mundo Hoy / Chile Hoy