Un museo en México muestra la cara ‘divertida’ de la muerte

There are several Replica Roex websites that are dedicated specifically to the online sale of quality replicas, perfectly assuming the nature of the products and offering all the technical support. To find out which ones you can trust, see for example the Replica Gucci Handbags Reviews, which analyzes and ranks top replica watches sellers.Still, Replica Christian Dior Handbagswe emphasize that we do not recommend the conscious acquisition of a replica in any way. A copy never replaces the original, and even if you think you can fool others, you’re really only fooling yourself. If you want a top watch and you do not have the conditions to get it, it is always best to start your collection with an authentic Replica Watches of a lower brand but still of Replica Roex Watches the highest quality.

Un museo en México muestra la cara ‘divertida’ de la muerte

Documentos, facsímiles y piezas de arte sacro revelan cómo en México la visión de la muerte. Foto: Google

Un museo muestra la cara "divertida" de la muerte y explora en la cultura mexicana desde los rituales sagrados de las culturas prehispánicas hasta los alegres festejos que tienen lugar la noche del 2 de noviembre, en la que los mexicanos honran a los muertos que "vuelven" del más allá.

Con salas coloridas y llenas de luz, el recinto deja atrás la representación triste que se tiene de la muerte y muestra a los visitantes una visión más "festiva" de esta transición de vida, explica a Efe Alondra Castañeda, guía del Museo Nacional de la Muerte, en la ciudad de Aguascalientes.

La intención es mostrar la idea de la muerte, no una brusca o "torturante como se daba en la Edad Media, sino más que nada esta transición de la muerte a través del tiempo, es decir, desde la época prehispánica hasta lo contemporáneo", dice.

El visitante puede descender hasta el "inframundo", un espacio subterráneo que muestra los tipos de tumbas precolombinas en las que los cadáveres estaban acompañados de un perro xoloescuintle, de adornos e instrumentos que los antiguos pobladores creían les servían para el viaje a Mictlán, lugar sagrado de los muertos.

Mictlantecuhtli, el dios azteca del inframundo, se hace presente en esta y todas las salas del museo como una de las figuras más importantes de la cultura mexicana, al ser la deidad encargada de recibir a los muertos que lograban cruzar los nueve niveles antes de llegar a Mictlán, señala Castañeda.

Las creencias de las diferentes culturas precolombinas en torno a la muerte fueron dejando huella en el imaginario mexicano. Muchos de los rituales más arraigados durante las festividades de Día de Muertos en México tienen influencia de aquella época, apunta.

"Hacer ritos, poner una ofrenda, eso también lo hacían los prehispánicos. (...) Ahora ya lo hacemos un poco más lúdico, más divertido, con esta intención de crear un ambiente de fiesta para los difuntos", asegura la especialista.

El antiguo monasterio de estilo colonial construido en el siglo XVII alberga parte de las salas de este museo que resguarda más de 2.000 piezas entre esculturas, pinturas, artesanías populares y juguetes en diferentes formatos, bajo el auspicio de la Universidad Autónoma de Aguascalientes.

Documentos, facsímiles y piezas de arte sacro revelan cómo en México la visión de la muerte y el más allá se transformó en la época novohispana con la introducción de la religión católica, los santos y vírgenes que ayudaban a llegar al purgatorio, así como los rituales para "el bien morir".

 

Fuente: EFE